Un año de su partida

Por Raúl Ruppel (GIEFI – Young)
De Héctor Sicco, enorme historiador del fútbol uruguayo, poco reconocido, muy solicitado y bastante olvidado a la hora de mencionarlo como fuente de información.
Cómo integrante del GIEFI, su figura era inmensa, era nuestro padre en estas cosas de datos y estadísticas.
Conocí a dos grandes historiadores de Nacional, uno fue Don Jesús Arrieta Fontana y el otro Don Héctor Sicco. Les puedo asegurar, que están a la misma altura, Sicco fue homenajeado el año pasado en el Gran Parque Central, pero no alcanza, debe tener un lugar, su nombre debe ser recordado y plasmado para la eternidad.
El último encuentro de este grupo loco y apasionado del fóbal denominado GIEFI, fue en mi hogar, Héctor entre mate y mate, desbordaba sabiduría, datos y anécdotas.
El “Bocha” que nació en Fray Bentos, lleva a Nacional en el alma y al fútbol en su corazón, parece que fue ayer cuándo con una sonrisa me contaba la anécdota de un hombre que a mi entender admiraba, Luis Ernesto Castro. Me cuenta que ya retirado Castro, lo encuentra en una esquina de Montevideo, con admiración le comenta a su señora, “mirá, este hombre fue un crack”, entonces Castro, responde antes de pasar la calle, “crack las pelotas!”. Posiblemente conocía la personalidad compleja de Luis Ernesto Castro y encontró la respuesta que sabía que llegaría, de allí su sonrisa pícara.
Te recordamos con mucho cariño y gracias por registrar la historia misma del fútbol uruguayo.
Escribe el corazón, 28 de marzo de 2020.
Foto: Encuentro Nacional de GIEFI de 2018 en Young, donde Héctor pudo conocer el Museo del Fútbol que construyó Raúl, aquí ambos en la gráfica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *